domingo, 11 de octubre de 2009

Armas Romanas

Armas Romanas

Amas defensivas

Escudo romano
Los escudos en un principio, eran de forma cuadrada, pero posteriormente era la rodela de bronce, denominada clipeus, y de los samnitas, cogieron el cuadrangular, denominado scutum.
Este escudo de bronce, desapareció con la llegada de la palma, una rodela ligera de cuero. Para las largas marchas, el escudo colgaba de una correa, en banderola, y los jinetes los llevaban, en la silla de montar.

Martingala romana
La martingala o escarcela de bronce impedía que el hierro de la lanza enemiga penetrara por entre el volante del peto y los quijotes, protegiendo las ingles. Eran unas calzas, que se llevaban debajo de los quijotes, desde la cintura al muslo, primero con clavos, y después con correas.

Lorica catafracta
Era la armadura del caballo de guerra, especie de coraza compleja, de diferentes materiales, según los ejercitos en que se usaban: con correas cruzadas sobre el pecho, telas fuertes, unas sobre otras, cuero, láminas de hierro, escamas, y red, anillos de hierro unido entre sí y la armadura del jinete, hecha con láminas de acero, correas tejidas, más con otras tan apretadas que ningún arma podía atravesarla.

Armas ofensivas romanas.

Jabalina romana
Las jabalinas, del ejército romano, cambiaron de forma, en el transcurso de los siglos, y variaban según los diferentes cuerpos, del ejército, con dos variedades más comunes:
La hasta, de origen etrusco, que la introdujo Servio Tulio en la falange romana, la larga lanza griega.-
El pílum, utilizada por astari, y los príncipes, más ligera que el asta, que utilizaban los triari, que era más pesada, y media 6 pies de largo, terminada en un triángulo agudo, de 18 pulgadas, y se descargaba a diez, o doce pasos, y cuando la lanzaba una mano diestra, no había armadura, que pudiera sostener, la impetuosidad de su golpe, y sacaba después, la espada española, y corría a embestir, al enemigo de cerca, de dos filos, y en las postrimerías del Imperio, se utilizó otra jabalina, el spículum, y algunos soldados, llevaban flechas, en vez de jabalinas. El pilo por tanto, atravesaba escudos, y loricas.
También se utilizaron, otros tipos de jabalinas, como las siguientes: vericulum, y ammentum.

Dardo romano
Arma de tiro intermedia, entre la jabalina, y la flecha, una especie de jabalina emplumada, venablo, lanza corta, y arrojadiza.

Sudes romano
En la Milicia Romana, palo, ó estaca aguzado, ó tostado por la punta, ó extremo, arma muy primitiva, y famosa por su manejo, de los españoles. En tiempos de Vegecio, ejercicio gimnastico, ad palum quoque..sudes junines.
De la palabra sude, viene la de suditum, que significa empalizada, vallum, valladar, atrincheramientos, y de surus, estaca.

Conto romano
Larga lanza a manera de sarisa, más ligera, adoptada por una parte de la Caballeria Romana.

Espadas romanas

Espada de origen galo
Espada de origen galo, pesada, y de gran longitud, sin punta, y de un solo filo, que sólo se podía utilizar, para dar tajos al enemigo, y si se curvaba quedaba inútil.

Espada de origen hispano
La española (falcata), que era más corta, con dos filos, y acabada en punta, espada que se generalizó, entre las legiones, pudiendo llevar también, un puñal de reducidas dimensiones, debido fundamentalmente, a su buen temple. La espada gala, se usó hasta la batalla de Cannas, en la que los romanos, vieron las espadas españolas, de los soldados cartagineses, y la adoptaron. Los jefes llevaban, espadas de trabajo más fino, que la de los soldados, con guarda artísticamente trabajada, y vaina de metal precioso, realzada con adornos artísticos.
Las espadas de los soldados, se suspendían en un tahalí, que es un accesorio, del traje militar, complemento de la espada, y se llamaba balteus, la llevaban cruzado, desde el hombro izquierdo, al derecho, y era una correa ancha, que puesta sobre el susodicho hombro izquierdo, y atravesando la espalda, pasaba por bajo la axila, del lado derecho, donde sujetaba la espada, y venía luego a unir sus dos extremos, por medio de una hebilla; La de los oficiales, de un cinturón.
También se utilizaron puñales, y dagas.
Esta espada española, estaba bien templada, de doble filo, tan apta para el tajo como la estocada, y el soldado prefería la estocada porque exponía menos el cuerpo y hacia más daño al enemigo, y la formación era de ocho hombres de fondo, con distancia de tres pies, entre hombre y hombre, para tener espacio, en el manejo de las armas.

Machete romano
En la Legión Romana también se utilizaba un machete antiguo, denominado clunacula, que era una variedad de espada, Verita,... , sicae, macherae, spathae, lingulas, pugione

Arco y flecha romanos
En el ejército romano, el arco con sus flechas se utilizaron a partir de Mario, y posteriormente arqueros cretenses, de Baleares, y jinetes asiáticos a caballo, aliados de Roma, protegidos con mallas. Los arqueros, llevaban los arcos que contenía las flechas, en un estuche separado, que recibió el nombre de coritus. Los escitas, los cretenses, los partos y los tracios, alcanzaron renombre en la Antigüedad, por el empleo del arco. (De hecho las legiones de L. Craso, sucumbieron a las flechas de los partos). Para defenderse de las flechas, utilizaban centones, que eran trozos aprovechables de prendas desechadas, que utilizaban como vestiduras acolchadas, para protegerse de los arqueros, y sus flechas. Como curiosidad histórica, decir que en los griegos, en la Batalla de Maratón, aún utilizaron en el 490 adC, piedra para la punta de sus flechas, y éste demuestra, que el primer proyectil de guerra utilizado, lanzado con la mano fué una piedra, después vino, el lanzar piedras con una honda, después con un arco, y finalmente lanzar piedras, con máquinas de guerra como la catapulta.

Honda romana
En la Antigua Roma también hubieron combatientes con hondas, denominados fundibalatores, y escondían sus piedras debajo de la túnica. La honda, era una trenza de lana, cáñamo, ó esparta, u otra materia semejante, para tirar las piedras con gran violencia, e impactar en algún punto vital del enemigo, y dejarle fuera de combate. Se trataba quizás, de alguno de los medios de defensa, más sencillos, y eficaces en la Antigüedad. Los de las islas Baleares, tenían gran fama, por su gran maestría en lanzar piedras con hondas, y en alguno de los Monumentos Megalíticos, de la isla denominados Talayots, se han encontrado proyectiles de 4 a 6 centímetros de diámetro; Estrabón dejo escrito que los honderos de Baleares utilizaban varios tipos de hondas, que eran: largo alcance, medio alcance, y corto alcance; Los proyectiles, eran los siguientes: Guijarros redondos, bolas de barro cocido, tamaño huevo de gallina, glandes de plomo fundido, con forma de almendra, con aristas y picos, para que el impacto fuera más agudo, y mortífero; En la representación de honderos, de la Época Imperial, se les denomina como se ha dicho fundibalatores, y pertenecían a una centuria especial, denominada "accensi velati", que pertenecía al cuerpo de los rosarii y ferentarii, y no fue hasta al final, de la Segunda Guerra Púnica, que se organizaron estos honderos, y arqueros. Su vestimenta era la siguiente: túnica, y sagum, que les daba ligereza, y fluidez a sus lanzamientos con hondas, en cuyos pliegues llevaban la munición, la honda, ó funda, con la mano derecha, lista para lanzarla, y espada, y escudo pequeño, como se observa en la Columna Trajana. En la Columna Antonina, ya no llevan este escudo, ni espada. La fama de terribles guerreros de los honderos de Baleares queda constatado por el hecho histórico de que una Flota cartaginesa, dirigida por Magón, intentó desembarcar en Mallorca, y tuvo que desistir, por estos terribles Honderos, y hacerlo en una isla menor, como Menorca, con mucha menos resistencia, en Portus Magonis la actual Mahón
Los velites, utilizaban también dardos envenenados y otras armas ya citadas (en estos artículos), espada, jabalina, y un escudo redondo, de tres pies de diámetro

Marcobarbulo
El marcobarbulo (en latín martiobarbulis) era un arma usada por los romanos: un martillo con puntas, a modo de barbas, que utilizaban tropas ligeras.

Maza
La maza es un arma que consiste de un palo de cuerpo ovoide y pesado, hecho de metal (bronce o hierro), o bien de madera dura (y entonces conocida como clava) o piedra, cuya superficie podía estar cubierta de nudos de hierro o de anillos erizados de puntas.
La maza ya fue conocida por los griegos, como se ve en la representación de Hércules con una clava o en la de Hefestos fabricando una maza de bronce, aunque no era utilizada en la guerra. Heródoto describió mazas de los soldados asirios de Jerjes, guarnecidos de nudos de hierro.
Si bien el ejército romano no usó a lo largo de su historia la maza como arma, con el declive del Imperio Romano de Occidente se lo comenzó a utilizar, por influencia de las tribus bárbaras, en la caballería.
De la maza se evolucionó al mazo, martillo gigante de metal. Fue arma frecuente y terrible en los ejércitos a caballo de la Edad Media. Se los representa ya en el Tapiz de Bayeux

Pugio
Pequeño puñal que llebaba el legionario al lado derecho y luego a partir de César se tomó como emblema de la salvación de la patria como se ve en las medallas.

Armas de las legión romana naval.

Fuego griego
El fuego, siempre se ha empleado en la guerra, ya sea como señales, ó como agente destructor, y el fuego griego, se le puede considerar, como el precursor de la pólvora, mixto que se empleó, en el Imperio de Oriente, para incendiar naves, y se introdujo en Grecia, en tiempos de Constantino Pogonato, por Calinico, arquitecto de Heliopolis, y una escuadra maritima árabe, fue destruida en Cicio, y se guardó en secreto, hasta la toma de Constantinopla, por los principes latinos en las cruzadas, y en el sitio de Damieta en el 1248, fué utilizada otra especie de fuego griego, por los sarracenos, aunque tenian mas semejanza, con los proyectiles utilizados en la Antigüedad.-Este fuego, tambien fue conocido con los nombres de, fuego marítimo, fuego líquido, fuego medio, y la naturaleza, y composición de este fuego, fué cuestionado, pero según historiadores latinos, y Joinville, se clasificó en tres grupos:
Fuego lanzado por tubos, como los cohetes voladores incendiarios.-
Tubos de mano, como los pequeños cohetes comunes.-
Botes llenos de fuegos artificiales, ó cohetes a la Comgeve.-

Máquinas de guerra romanas.

Carros de guerra romanos
El carro de guerra, se utilizó mucho en Grecia, pero después desapareció, de los campos de batalla, y los soldados romanos, las veces que se enfrentaron con guerreros, con carros de guerra, era apartarse de su furiosa embestida, y dejarlos pasar, ó caer al suelo, y con el escudo protegiéndoles, mientras que les pasaban por encima, y los romanos los usaron, en las carreras de cuadrigas, usando su primitiva forma, con estas características:
Sumamente ligero.
El piso de la caja tenía forma semicircular, y estaba alzada poco del suelo.
Un Jefe, y un conductor.
Ruedas de 30 pulgadas.
Un eje de siete pies.
Los cubos iban protegidos, por aros de hierro.
No obstante esto, aún los galos, en el siglo I adC, utilizaron carros de guerra contra Julio César y sus ejércitos, pero prácticamente su uso era excepcional, ya por las maniobras con los carros, eran inútiles en terrenos dificiles.

Máquinas romanas para la guerra terrestre
[escribe] Máquinas romanas, para la guerra terrestre.-
[escribe] Maquinas, para la guerra terrestre: Origen, y contradicciones en los autores latinos; diversas clasificaciones, y proyectiles.-
Callida machinamenta commeantium et simulati observationis ingenio et froudes depellantTambién se utilizaban, máquinas de guerra, denominadas por los romanos, con la palabra ingenio, con las que se sitiaban, y batían, las plazas de los sitiados, pero se basa más en conjeturas, que en realidades, ya que son casi imposible de encontrar, ni un sólo dibujo de ellas, y hay ciertas contradicciones, en los autores latinos como Vitrubio, Cicerón, Valerio Máximo, Marcelino, Vegecio, Julio César, etc., por tanto se basa más en las conjeturas, su funcionamiento, que en evidencias sólidas. Que los autores mas acreditados se contradicen, se demuestra en lo siguiente:
Vitrubio afirma que la catapulta, y el escorpión, arrojan dardos, y la balista, piedras.-
Vegecio, dice que la balista lanza dardos.-
Cicerón, y V. Máximo, la balista como dice Vitrubio, pero catapulta no.-
Cesar, catapulta lanza piedras.-
Marcelino dice que el onagro, es igual al escorpión, y otros afirman que no.-
No obstante, ya en la Guerra del Peleponeso, Tucidines habla del empleo, de máquinas de guerra, aunque ya en la época de Pericles, seguro que se utilizaron, máquinas de guerra, y en época romana, Servio Tulio también como lo prueban, éstas palabras latinas, Centurias etiam fabrum duas ordinavil quae machinas in bello fement; Importadas fueron estas máquinas, que utilizaron los romanos, de los griegos, ó de los cartagineses, ó de los asirios, como eran las siguientes: catapultas, balistas, onagros, y arietes, que debieron modificar el Orden de Batalla, en la legión romana, e incluso alterar el ritmo, de las marchas de los legionarios, al campo de batalla, y de formar hombres, para su correcta utilización, que equivaldría a la Artillería de Campaña, de los ejércitos de la Modernidad. El ariete, también se conocía, con el nombre de Nicón, como en el sitio de Jerusalén, Cuas autem romani, qua primun murum nicos penuperat....-El primero que formuló, las primeras reglas, ó principios mecánicos, fué Architas de Tarento, según Vitrubio, que continuó Platón. A Architas, se le atribuye una paloma de madera, que volaba en todas direcciones, y Arquímedes escribió la obra titulada: De Equiponderantibus, y el que habla de la teoría del centro de gravedad, y del equilibrio, y siguió a éstos, Aristóteles, y Pappus, que demostró lo siguiente:
Palanca.-
Molinete, ó axis in petrichio.-
Polea.-
Tornillo.-
Cuña.-
A Arquímedes, se le considera uno de los inventores de máquinas, de los tormentos bélicos, por cuyo medio aquellas cosas, u operaciones que hacian los enemigos, con suma dificultad las burlaba, ó initulizaba con poco trabajo.-En cuanto el orden de aparición, de éstas máquinas fué el siguiente:
Primeramente fueron utilizadas, por necesidades de conquistar, lugares fortificados, por los sitiadores.-
Después los sitiados, para las defensas de sus plazas, también se vieron obligados, a su utilización, y las colocaban sobre el adarve, ó terraplén del muro, ó interior de torres, y las grandes en las plazas, ó lugares desprovistos.-
Muy posteriormente, ya fueron utilizadas, por los ejercitos de la Antigüedad, para acompañar a dichos ejércitos, y se convirtieron en portátiles, como artillerias de posición, y de campaña.-
Como curiosidad histórica, se formaron grandes parques, o trenes de máquinas en la Antigüedad, como las 800 máquinas, que opuso Rodas, contra Demetrio Poliocertes, y las 300 balistas, y 24 catapultas monstruosas, que hallaron los romanos, al tomar Cartago. Algunos otros enfrentamientos, con muchas máquinas de guerra, fué la de los romanos de Tito, contra Jerusalen, y la de Arquímedes, contra la flota de Marcelo.-
Estas máquinas portatiles de asedio, se consolidan a partir de Augusto, al crear legiones permanentes, fronterizas, y crearse campos, ó ciudades fortificadas, y se perdieron con éstas máquinas, ciertos movimientos tácticos, y especialmente marciales.-
El primero que cita, el uso de la balista, en el ejercito romano fué Tácito.-

[escribe] Clasificaciones de máquinas de guerra.-
[escribe] Clasificación de máquinas de asedio.-
Algunos estudiosos hicieron diversas clasificaciones, de las maquinas de asedio de la Antigüedad:
Maquinas de Acceso, que corresponderían a la vinea, musculo, galería, cuniculo, etc., cuyo objetivo era poner sitiadores, dentro del recinto amurallado, ó fortificado, salvando éste sin batirlo, para penetrar en él.-
Máquinas de Tiro, que correspondería a la catapulta, que disparaba por torsión (Se denomina Neurobalista, a las máquinas que obraban, por fuerza de torsión de nervios, crines, cuerdas), las balistas que disparaba por tensión, y los fundibalos que disparaba por contrapeso.-
Las Máquinas Demoledoras como arietes, garfios, cuervos, etc., que arrancaban, ó destruían piedras, u otros materiales de las fortificaciones.-

[escribe] Clases de máquinas de guerra.-
[escribe] Clasificación #01.-
El conde de Clonard, en su obra Historia organica, realizó la siguiente clasificación, de máquinas de guerra:
Preparatorias del asalto; como la cappa, rodillos, grua, etc., para la aproximación a la muralla, de loa zapadores, y minadores, trabajando a cubierto.-
Acceso horizontal; como la ballista, catapulta, escorpión que arrojaban grandes dardos, ó cuadriellos impregnados, de sustancias inflamables, e incluso veneno (En una batalla marítima, entre la flota cartaginesa, y romana, los cartagineses lanzaron vasijas, llenas de veneno, a las naves romanas), y el empleo también de arietes, carneros, helépolas, que herían, y dañaban el revestimiento del muro.-
Máquinas con movimiento parabólico; como el fundíbalo, brida, etc., y lanzando proyectiles iluminarios inflamables.-
Para detener el asalto, los sitiados arrojaban con pez, resinas, óleo -petróleo, galgas, abrujos para incendiar, y destruir, las armas de los asaltantes.-
Como curiosidad histórica, estas máquinas ya son citadas en:
Deuteronomio capítulo 20.-
Paralipomenum, en el capítulo 26, citando al rey Ozias.-

[escribe] Clasificación #02.-
Lipsio, que definió la poliocértica, como el arte de utilizar en la antigüedad, máquinas para expugnar plazas, y puntos fuertes, realizó otra clasificación de máquinas antiguas que es la siguiente:
De Artificios; como cubridores de aproche, como la vinea, pluteo, testudo, tolenon, musculo, torre.-
De tiro, proyección, ó demolición; como el ariete, catapulta, ballista, escorpión, hondas de Baleares, acaica, cestrophendum, fustíbalo.-

[escribe] Clasificación #03.-
Heron el matemático, realizó otra clasificación de máquinas antiguas, como la siguiente:
De flechas; Euthytomen.-
De flechas y piedras; Polynthomes.-

[escribe] Clasificación #04.-
Otra clasificación, fué la siguiente:
Balista; Litrobolos.-
Catapulta.-Darybolos.-

[escribe] Clases de proyectiles de guerra.-
En cuanto a los proyectiles, de éstas máquinas, podían ser piedras, como la petrobola, lithrobola, petrario, ó dardos, como las falarigas, cuadriella, oxybola, cloribola, palinthuo, ó artificios incendiarios, ó incluso un árbol monancaro. Como curiosisad histórica, decir que la flota cartaginesa, utilizó incluso vasijas, llenas de víboras, que lanzaban a las cubiertas, de las naves romanas, certificándose que en la antigüedad, se utilizaba todo tipo de armas, para vencer al enemigo.-
[escribe] Máquinas de guerra,de la Antigüedad y después de la Antigüedad.-
Decir también, que este tipo de máquinas, desaparecen con la llegada de la Edad Media, hasta el siglo XI, naciendo nuevos términos, para referirse a máquinas, muchas de las cuales, eran muy parecidas a las de la Antigüedad, y como "curiosidad histórica"(ya que muchas de estas máquinas que se citan a continuación son posteriores a la Caida del Imperio Romano) el nombre de éstas máquinas y armas, en orden alfabético de la Antigüedad, y las que algunas empezaron a utilizarse, a partir siglo XI, con las mismas utilidades que las antiguas:
Accesa.-
Ager.-
Alganada.-
Almagaña.-
Ansa.-
Angon.-
Arcobalista.-
Argana.-
Arganeta.-
Ariete.-
Arpeo.-
Aser.-
Bácula.-
Balista.-
Ballestón.-
Banco pinjado.-
Bastida.-
Bastilla.-
Bibliopetraria.-
Bifa.-
Bozon.-
Brícola.-
Buharda.-
Buzano.-
Buzon.-
Cabrita.-
Cáncer.-
Capsa.-
Carabaga.-
Carrobalista.-
Corona.-
Cuervo.-
Dabbaba.-
Doríbolo.-
Ingenio.-
Escorpión.-
Escrofa.-
Espalíon.-
Falas.-
Fonda.-
Fonebol.-
Fundívalo.-
Fustíbalo.-
Galga.-
Garrote.-
Gata.-
Grua.-
Helépolis.-
Joclide.-
Lesa.-
Libra.-
Libralia.-
Lida.-
Lis.-
Lithobola.-
Lobo.-
Mangaña.-
Mangana.-
Manganon.-
Manubalista.-
Manta.-
Mantell.-
Mantelete.-
Mascelete.-
Musculo.-
Musqueta.-
Nicon.-
Onagro.-
Paves.-
Pavesada.-
Petraria.-
Petrabolo.
Poligania.-
Poliorcética.-
Pluteo.-
Precipitario.-
Priapo.-
Sambuca.-
Sermalia.-
Talpa.-
Testudo.-
Toleno.-
Tormentaria.-
Torre.-
Toxobalista.-
Trabuco.-
Trepano.-
Tripanto.-
Trueno.-
Vinea.-
También se utilizaban minas, junto a las máquinas de aproche, y demolición, y la contrebia, que era un combustible, para hacer volar murallas (Esto algunos eruditos lo ponen en duda).-

Agger romano
Decir también, que se denominaba agger, montón de tierra, formado con cualquier material, como piedras, zarzas, troncos, para lo siguiente:
Faginas, ó terrazas de protección, con gran movimiento de tierras, y relleno de un foso, y con estacas elevadas.-
Establecer las máquinas, para poner en batería, las máquinas de tiro, y ganar dominación.-
Resguardar las máquinas.-
Diques.-
Josefo, habla en el Sitio de Masada, en la que se enfrentaron judios y romanos, de Torres, puestas de 60 codos, ó un agger de silleria de 50, y Julio César en Marsella de lo siguiente:
Árboles rollizos.-
Cadáveres Cum aggeri extruendo materia deficeret congerie hostilium cadaverum quam desideraverat altidunem instruxit eanque tragulis et pilis quia roboreae deerant magistra molitionis necessitate usus vallavit.-
También en la sangrienta, Batalla de Munda, que enfrentó a Julio César, contra los hijos de Pompeyo, habla de cadáveres, para el agger; Ex hostium armis pro cespite cadavera collocabantur.. et pila pro vallo; insuper occisset gladu et muciones et capita hominum ordinata ad oppidum hostium conserva sunt.-El agger, también tiene el significado de dique, como Julio César en Brindis, y Marco Antonio versus Casio.-

Otras armas romanas.

Espejo ustorio
Espejo cóncavo de gran tamaño utilizado para concentrar en su foco los rayos solares o de un cuerpo en combustión y aprovechar con fines bélicos el gran calor que produce. Su nombre proviene de la palabra latina ustor, de ustoris, el que quema. Se ha sugerido que lo usaron en la Antigüedad:
Proclo, ingeniero del emperador Anastasio, que quema en Constantinopla la flota de Vitaliano.
Arquímedes, que abrasó en Siracusa los bajeles romanos de la flota de Marcelo usando los rayos solares (según testimonios de autores de la baja latinidad que fueron reunidos en un folleto por M.L. du Fons), debido que en el año 215 a.j.c., la ciudad cayó en la orbita cartaginesa, enemiga de Roma, que intentó recuperarla con la flota de Marcelo (En el 211 a.J.c. volvió a manos romanas)
Sobre este último punto hay diversas opiniones:
Maizeroy lo niega, pero no pone en duda que se conocían las aplicaciones del efecto de la reflexión.
Algunos autores creen que en vez de quemarse la flota romana se quemaron los trabajos de aproches, vineas, etc.
Buffon, en el año 1747, hizo experimentos con un gran aparato ustorio con 168 cristales argozados y móviles de 22 centímetros de largo y 16 centímetros de ancho, y quemó madera a una distancia de 200 pies o 68 metros.
También experimentalmente se comprobó que, recibidos rayos solares en un espejo cóncavo de latón batido cuyo diámetro y radio de curvatura sea de 1 o 2 metros, se obtiene un foco calorífico tan intenso que el sílice, la piedra pómez, el cobre y la plata se funden en pocos minutos.
Es digno de notarse que un hecho tan saliente es omitido por historiadores tan justamente celebrados como Tito Livio o Plutarco, y llama más al atención que también calla acerca del particular Polibio, quien vivió poco despues de verificarse el supuesto acontecimiento.
Una obra de Andrés Dávila y Heredia habla de lo dicho: Demostrar la inteligencia de Archimedes, que con el espejo quemó la armada enemiga: materia que hasta el día de oy no ha escrito nadie.., Madrid: Infançon, 1679
Presunciones de sentido común (según José Almirante) sobre la quema de naves romanas por los griegos de Arquímedes:
Los barcos romanos no quedaban al ancla.
Tendrían el balanceo natural que impide la acción fija del rayo reflejado.
Esta acción no es instantánea.
El sol no habría de ser tan complaciente.
Los barcos romanos tampoco habían de venir bajo los tiros de la plaza a dejarse quemar uno por uno.
En vez de quemar los barcos, quizá lo más provechoso fuera quemar los trabajos de aproche, vinea, etc.

Astioco romano
Tambien citar, a una variedad de fuego griego, al astioco como proyectil incendiario, anterior a la pólvora, que cita Julio César, Appiano, y el Emperador León, vasija llena mixta incendiaria.-Como curiosidad histórica, decir que se realizaba, en el Campo de Marte, en Roma, la revista de armas, denominada lustración, y se hacían sacrificios, en las lustraciones, y viene de Servio Tulio, con el censo, y lustro, significaba cinco años, entre dos censos.-

Falarica romana
La falarica era una saeta grande, viga de hierro largo, y cuadrado a la punta, que se envolvía con estupas empapadas en pez, y otras sustancias combustibles, para incendiar torres de asalto, Phalarica erat Sagusntinis missili telum.

Impedimenta romana
También destacar la impedimenta, que era el conjunto de material de compañía, que seguía a la fuerza activa, de las legiones, que no debería ser muy grande, porque debía dificultar, los movimientos rígidos, de las Tropas.-

Hacha de viento romana
La hacha de viento, no era una arma, sino era reunión de pavila, de filastico, o estropa hilada, cubierta de un mixto compuesto de pez griega, cera, pez común, y resina, dándose la figura de una hacha de cera, y embetunándola de blanco exterior, para lo siguiente:
Alumbrar noches de marchas.
Trabajar fuera del alcance del enemigo.

[escribe] Cuadrillo
Dardo grande, proyectil antiguo seco cuadrangular, en vez de ser un tronco redondo o rollizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada